La efectividad de la educación a distancia

Durante estos últimos años se ha presentado un avance significativo y una gran expansión de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a nivel global, ya que podemos hacer uso de esta desde cualquier dispositivo, utilizar alguna aplicación para satisfacer alguna necesidad o solo para uso personal, tanto las empresas como el gobierno se han beneficiado de la tecnología y la educación se ha sumado a este uso de la TIC, al implementar una educación a distancia, virtual y dual.

 Pero ¿Qué es educación a distancia?

Juca (2016) menciona que la educación a distancia es “un método o sistema educativo de formación independiente, no presencial, mediada por diversas tecnologías” (p.107), sin embargo, algunos especialistas en educación definen a la educación a distancia como la enseñanza y aprendizaje planificado, donde ambos procesos requieren de una comunicación a través de las tecnologías, ya que se enseña y se aprende por medio de las TIC. Por lo que, “la educación a distancia cambia esquemas tradicionales en el proceso de enseñanza- aprendizaje, tanto para el docente como para el estudiante” (p.107). Esta modalidad educativa también permite que los factores de espacio, tiempo y ocupación de los participantes no condicionen el proceso enseñanza-aprendizaje.

Es importante mencionar que durante este proceso de enseñanza-aprendizaje participan dos roles importantes el alumno y el docente, ambos tienen una función primordial para que este modelo sea efectivo. De acuerdo con Rizo (2020) el rol del docente es mediar el proceso de aprendizaje de los alumnos a través del uso y asimilación de los contenidos de la asignatura. Asimismo, menciona que el rol del docente se puede agrupar en cuatro categorías:

Docente y alumno

En lo pedagógico:  focaliza la discusión en puntos críticos, hace las preguntas y responde a las contribuciones de los participantes, le da coherencia a la discusión, sintetiza los puntos destacando los temas emergentes.

En lo social: necesita habilidades para crear una atmósfera de colaboración que permita generar una comunidad de aprendizaje.

En el aspecto técnico: debe garantizar que los participantes se sientan cómodos con el software y si es necesario apoyarlos.

En lo administrativo: conocer la plataforma o herramientas digitales que permitan la difusión de los contenidos de la asignatura.

Mientras que el rol del estudiante es generar un autoaprendizaje, pensamiento crítico, desarrollo de habilidades tecnológicas, autonomía y un pensamiento flexible.

Con base en lo anteriormente mencionado, Rizo (2020) menciona que las ventajas de la educación a distancia son:

  • Flexibilidad: desde cualquier lugar y a cualquier hora, los estudiantes pueden tener acceso a sus cursos virtuales.
  • Aprendizaje colaborativo: los estudiantes aprenden tanto de sus profesores como de sus compañeros.
  • Autonomía y responsabilidad: el alumno que cursa a distancia desarrolla la autonomía y responsabilidad ya que elige cómo estudiar adaptando sus tiempos según sus responsabilidades laborales y personales.
  • Innovación: tanto los estudiantes como docentes hacen uso de distintas herramientas tecnológicas
  • Accesibilidad: los programas educativos a distancia tienen más alcance y llegan a personas de todos los niveles socioeconómicos gracias a la sencillez de los recursos tecnológicos que se requieren para las clases.

Capacitación a distancia

Cabe señalar que la educación a distancia no solo es aplicable en el ámbito educativo, recordemos que, durante la pandemia, varias empresas tuvieron que comenzar hacer uso de distintas plataformas para efectuar alguna capacitación, juntas laborales, desarrollar proyectos colaborativos, ente otras y todo esto fue posible al uso adecuado de las TIC.

Así pues, la accesibilidad y flexibilidad con la que cuenta la educación a distancia permite que una promoción masiva de aprendizaje, siempre y cuando se tomen en cuenta los criterios pedagógicos para la creación de cursos o materias. En Espacio 360 se busca continuar enriqueciendo a la población con un aprendizaje significativo a través de un modelo a distancia, ya que para el diseño de cursos y asignaturas toma en cuenta las necesidades cada uno de sus clientes y con base en ello se realiza la propuesta.

Te invitamos a continuar aprendiendo sobre el modelo a distancia.

Referencias

Juca, J. (2016). La educación a distancia, una necesidad para la formación de los profesionales. Revista Universidad y Sociedad [seriada en línea], 8 (1). pp.106-111. http://scielo.sld.cu/pdf/rus/v8n1/rus15116.pdf

Rizo, M. (2020). Rol del docente y estudiante en la educación virtual. Revista Multi-ensayos. 6,12, https://www.lamjol.info/index.php/multiensayos/article/download/10117/11796?inline=1